www.alfredorenau.com
Naturaleza en Fotografía
Inicio Espaņa Paises Composicion Contacto
 
Composicion Visual
 

En los siguientes párrafos no voy a tratar de explicar el arte de la composición, ni sus técnicas, ni sus reglas, pues eso llevaría páginas y páginas de información, solo quiero transmitir la importancia que tiene la comunicación visual de una fotografía.

Planificar una imagen puede llegar a ser tedioso en función de las condiciones en las que estemos trabajando, no obstante con la planificación no tenemos más remedio que analizar las diferentes variables que intervienen, y esto precisamente nos puede hacer reflexionar acerca de que queremos transmitir.

Los elementos que vamos a incluir en el encuadre, el ángulo desde el cual nos posicionamos, la focal elegida, el fondo, la iluminación existente, los colores, las sombras, la perspectiva, la textura, la profundidad de campo, son algunas de las variables que tenemos que manejar para que una vez combinadas armonicen con nuestra idea. A veces este trabajo se produce de manera inconsciente, sobre todo en fotógrafos experimentados y disciplinados, que a base de repetir este proceso han llegado a interiorizar ciertas formas de expresarse visualmente.

Al igual que el pintor hace un análisis previo antes de empezar su cuadro, el fotógrafo debe hacer lo mismo, de hecho las variables a manejar son exactamente las mismas, solo con este análisis previo seremos capaces de transmitir y comunicar un mensaje.

Las fotografías que sorprenden al mirarlas son las que mejor comunican un mensaje, porque atrapan nuestra atención, y nuestro cerebro trata de procesar esa información con más detalle.

Hay muchísima bibliografía acerca de cómo componer una imagen, con infinidad de reglas y consejos, con diferentes técnicas y puntos de vista, pero realmente hasta que no te enfrentas a ello personalmente y pones el ojo en el visor no empieza realmente el proceso. La forma en que componemos cada persona es única y totalmente diferente a los demás, de hecho una composición puede tener infinitas combinaciones en función de quien lo haya realizado, y aquí está la magia de la composición visual, la parte que nos identifica con cada uno de nosotros.

Por supuesto que podemos inspirarnos en trabajos ya realizados, podemos aprender de otros fotógrafos, de otros pintores, de otros artistas, incluso podemos copiarlos, todo ello contribuirá a lo largo del tiempo a nuestro aprendizaje, a nuestro camino y desarrollo de nuestra propia comunicación visual.

El camino es largo y parece que nunca se acaba, porque uno nunca termina de aprender lo suficiente, siempre hay algo más, algo nuevo que aporta más matices y nuevos procesos, pero durante el recorrido hay muchas satisfacciones, muchas alegrías que marcan diferentes etapas de nuestro trabajo, y solo por esto ya mereció la pena iniciar el viaje.

Conseguir que una fotografía transmita sensaciones o emociones a quien la está observando podemos interpretarlo como que la imagen está viva, porque ha conseguido transformar un contenido visual en un contenido emocional, claro que esto no ocurre siempre, pero cuando ocurre es una explosión de información de tal magnitud que durante unos segundos estamos como en shock, esto sería como la culminación de un trabajo, sería el premio final, es a lo que todos aspiramos cuando queremos comunicarnos hacia los demás con una imagen.